Beneficios del consumo de carne de cerdo

Gracias a la tecnología y calidad aplicada en nuestros procesos productivos, hoy nuestra carne de cerdo es limpia, inocua y magra, y comparativamente más sana que otros tipos de carne. La carne de cerdo es rica en nutrientes y vitaminas, y posee una de las fuentes con mayor concentración de proteínas, ya que cuenta con ocho aminoácidos esenciales.

Cerca del 48% de la grasa porcina son ácidos grasos monoinsaturados del tipo ácido oleico; característico del aceite de oliva. La ingesta de este tipo de grasa contribuye a reducir los niveles del llamado colesterol malo o colesterol LDL y a aumentar los niveles del llamado colesterol bueno o colesterol HDL.

La carne de cerdo fortalece el sistema nervioso en los niños y acelera el proceso de asimilación de nutrimentos durante su crecimiento. En los últimos 30 años la industria porcina ha reducido en un 31% su contenido de grasa, 14% de calorías y 10% de colesterol.

¿Sabías qué...?

  • Del total de carne que se consume a nivel mundial, 44% es de cerdo.
  • La insulina que se aplica a las personas con diabetes proviene del cerdo.
  • El cerdo pudiera convertirse en el principal donador de órganos para el ser humano, debido a la gran similitud entre ambos mamíferos.