Una dieta balanceada

La carne de cerdo es parte esencial de una dieta balanceada, ya que es una gran fuente de proteínas que al mismo tiempo aporta Vitaminas ( B6 y B12), minerales (calcio, fósforo, zinc, hierro, potasio, magnesio), grasas mono insaturadas ( el llamado “colesterol” bueno) y un consumo calórico comparativamente menor al de otras fuentes proteínicas.

100g de carne de cerdo proporcionan las necesidades  diarias de:

Tiamina

63.1%

Vitamina B12

39.3%

Fósforo

26.2%

Niacina

23.8%

Riboflavina

22.6%

Piridoxina

21.4%

Zinc

17.8%

Potacio

13.1%

Hierro

  8.3%

Fuente: Consejo Mexicano de la Porcicultura

100g de carne de cerdo proporcionan las necesidades  diarias de:

Tiamina

63.1%

Vitamina B12

39.3%

Fósforo

26.2%

Niacina

23.8%

Riboflavina

22.6%

Piridoxina

21.4%

Zinc

17.8%

Potacio

13.1%

Hierro

  8.3%

Fuente: Consejo Mexicano de la Porcicultura

100g de carne de cerdo proporcionan las necesidades  diarias de:

Tiamina

63.1%

Vitamina B12

39.3%

Fósforo

26.2%

Niacina

23.8%

Riboflavina

22.6%

Piridoxina

21.4%

Zinc

17.8%

Potacio

13.1%

Hierro

  8.3%

Fuente: Consejo Mexicano de la Porcicultura

100g de carne de cerdo proporcionan las necesidades  diarias de:

Tiamina

63.1%

Vitamina B12

39.3%

Fósforo

26.2%

Niacina

23.8%

Riboflavina

22.6%

Piridoxina

21.4%

Zinc

17.8%

Potacio

13.1%

Hierro

  8.3%

Fuente: Consejo Mexicano de la Porcicultura